Trauma psicológico

Eduin Cáceres Ortiz, Ph. D

INTRODUCCIÓN

El trauma psicológico se define como las reacciones psicológicas que tiene una persona expuesta a un evento o situación que tiene la capacidad de:

  1. Generar sufrimiento,
  2. Se percibe como amenaza para la propia vida o de una persona cercana, su integridad física y psicosocial, su dignidad y
  3. Tiene la capacidad de desestabilizar a la persona que lo experimenta con intensidad y dolor.

Las personas reaccionan a esas amenazas acorde a cuatro factores que dependen de:

  1. Las características del evento (peligrosidad, si es único, múltiple, repetido, inesperado, intensidad, qué tanto dura,
  2. Las características de la persona afectada (vulnerabilidad, recursos personales
  3. El vínculo o características de la persona que propicia o ejecuta el evento (la persona agresora es conocida o no, si hay vínculo afectivo.
  4. El contexto o situación que se presenta el hecho (si se da a solas, en un contexto de desventaja para la persona afectada, la situación no permite escapar, se presentaba de forma inevitable, el impacto social por el tipo de vínculo entre la persona que ejerce el acto violento, y la persona que lo sufre o sobre quien recae. Las redes sociales (familia, amigos-as, vecinos-as, etc) y redes comunitarias y profesionales (asociaciones, gremios, ONG, entidades gubernamentales, etc) que proveen apoyo para las diferentes necesidades básicas o específicas a las personas afectadas.

Se debe resaltar que hay eventos potencialmente traumáticos, esto es, los eventos que son capaces de generar trauma psicológico que no son generados por el hombre sino por la naturaleza, ejemplo, huracanes, terremotos, inundaciones, etc.,, a pesar que sea consecuencia a largo plazo del mal uso de los recursos naturales, el calentamiento global y la falta de cuidado de la naturaleza y ambiente, que ese es otro tema que sería interesante revisar, sin embargo, aquí el punto es que directamente no lo hace el hombre, que cuando es así resulta más traumático y más difícil de hacerle frente, sin que esto le reste importancia al trauma generado por los desastres naturales.

Las redes de apoyo pueden facilitar o no que el evento sea superado de una forma más rápida y con menos consecuencia para la persona que lo padeció.

El tipo de apoyo que se puede ofrecer es:

  1. Apoyo físico (ayuda de emergencia física, poner a salvo, ayudar a conducir, acompañar a instituciones de salud, médico-legales, etc).
  2. Apoyo emocional y psicológico (ayuda inmediata- orientar a la persona que esta en shock, dar a conocer los riesgos, situación actual, etc.., escuchar las necesidades de la persona y tratar de activar otros apoyos, la expresión emocional es importante, esto quiere decir, dejar que la persona se desahogue del malestar e impacto de la situación, conectar con familiares y redes de apoyo social y comunitario, no dejar sola a la persona, acompañar en diligencias, ayudar a escribir, hacer llamadas, etc. Evitar frases de cajón ¿cómo estas? Y la persona se nota que esta mal o ha llorado, se recomiendan hacer preguntas abiertas, esto es, evitar preguntas cerradas, no inducir a preguntas ejemplo, ¿estas bien, cierto?
  3. Recursos económicos, ayuda humanitaria (comida, techo, transporte, vestuario, salud, educación).

A continuación se presenta el modelo que diseñe para explicar el trauma psicológico:

MODELO DE TRAUMA PSICOLÓGICO
BREVE DESCRIPCIÓN DEL MODELO DE TRAUMA PSICOLÓGICO

El modelo tiene tres componentes importantes:

  1. Evento potencialmente traumático: en él se describen los elementos comentado sobre las características del evento.
  2. El procesamiento que haga las personas respecto al evento sufrido, a sus reacciones, es importante que las personas no somos máquinas que respondemos a estímulos sino que procesamos lo que nos ha ocurrido y si tenemos problemas en hacerlos es un aspecto a tener en cuenta para ser trabajado. Dependiendo de la percepción que se tenga y lo amenazante que pueda ser, la evaluación que se haga de que tan expuesta estuvo la vida propia o de los seres queridos.
  3. Las reacciones que pueden desarrollarse como mecanismo de afrontamiento al evento. Recordar que las reacciones pueden ser quedarse quieto, tratar de escapar y enfrentar el evento y dependiendo de la valoración que se haga pueden resultar pensamientos de minusvalía, esto es, los pensamientos evaluativos del pasado y de las reacciones por ejemplo, “si yo hubiera saltado, si hubiera gritado, etc”.En ocasiones el reaccionar quedándose quieto y no hacer nada puede ser adaptativo para la vida pero la persona puede evaluar que podía haberse defendido y se puede llegar a sentir culpable, etc.

En el siguiente esquema se relaciona las reacciones y consecuencias más comunes que podemos desarrollar cuando hemos pasado por un evento potencialmente traumático.

Intenso miedo

  • Ira
  • Pérdida de control

Indefensión

  • Vergüenza y humillación
  • Sentimiento de confianza

Horror

  • Traición (Freyd, DePrince & Gleaves, 2007)
  • Ansiedad

El miedo esta relacionado con la ira y la sensación de pérdida de control cuando se evalúa que el evento puede terminar con la vida propia o de los seres queridos.

La indefensión esta relacionada con la vergüenza y humillación, esto es, la persona percibe que haga o no algo  será igual y que pasará por la situación desagradable, la persona se siente humillada y con vergüenza por la forma en la que reaccionó, malo si actua o malo si se queda quieta. La indefensión esta relacionada con el sentimiento de confianza que en la mayoría de casos, se ve afectada la confianza en uno mismo, en los demás y en el entorno (instituciones de protección, jurídicas, etc).

El horror esta relacionado con lo que algunos autores describen como traición, esto para los casos cuando las personas

Tienen un vínculo estrecho con la persona causante de la situación o evento potencialmente traumático, por ejemplo,

los casos de violencia doméstica, maltrato infantil, más para las violencias intrafamiliares y el abuso sexual cuando el agresor

Es conocido o familiar. También el intenso horror es el espanto de ver las consecuencias en el cuerpo, propiedad, etc de evento que suele ser desvastador para la persona que lo padece.

Cabe recordar que las primeras horas e incluso días la persona se puede encontrar en la fase de shock, el impacto y desorientación y el impacto inicial. Posteriormente, o en ocasiones al mismo tiempo que se pasa por la fase de negación, la persona niega la situación algunas veces utiliza mecanismo de protección como disociación, o hacer como si no estuviera pasando, es normal que se digan frase como: “por qué a mi”, “esto no me puede estar pasando, por qué a mi familiar, mi comunidad, país, etc”.

TRATAMIENTOS
  • En relación con los tratamientos para el trauma psicológico se han validado algunos que están recomendados por la comunidad científica internacional, al igual que las agremiaciones más importantes del ámbito internacional como es la international Society for Traumatic Stress Studies (istss.org) o la American Psychological Association, división 56 trauma psicológico (APA, dividión 56 psychological trauma) apa.org.
  • Terapia de Exposición Prolongada (PET, Foa)
  • Terapia de reprocesamiento cognitivo del trauma (Resick)
  • Terapia de entrenamiento de habilidades para la regulación emocional (STAIR, Cloitre) y Terapia Narrativa.
  • Terapia de Exposición Narrativa
  • Terapia eclética corta para TEPT
  • Terapia de Movimiento Oculares de reprocesamiento y desensibilización (EMDR, Shapiro).
  • Terapias de Aceptación y Compromiso. Terapias emergentes y en proceso de validación.

Las anteriores terapias descritas y otras que en la actualidad están siendo probadas y evaluando su efectividad tienen algunos componentes comunes a saber:

  • Psicoeducación
  • Exposición en imaginación
  • Procesamiento y reestructuración cognitiva
  • Enfocarse en las emociones: miedo, vergüenza, culpa, ira, suelo, tristeza.
  • Enfocarse en procesos de memoria, creación de narrativas del trauma consistentes.

Asimismo, el tratamiento e intervención clínica del trauma psicológico tiene algunos retos por resolver en cuanto a:

  • El tema de la moral, dignidad de la persona afectada y daño moral.
  • Aprendizaje de habilidades de regulación emocional y afrontamiento.
  • Desarrollo de habilidades específicas como habilidades de afrontamiento, manejo del duelo traumático, resiliencia o crecimiento postraumático.
  • Evaluación de factores protectores para que no se desarrolle el trauma psicológico en la esfera preventiva que sirva para dar elementos a la intervención como evaluación de recursos personales, familiares, sociales y comunitarios que facilitan el manejo de la adeversidad y que las personas puedanverse lo menos afectadas posible afectarse.
No hay comentarios
Deje su comentario